MADERAS

 

La madera es necesario protegerla, pues se trata de una material blando, poroso, combustible, higroscópico y deformable por los cambios de humedad ambiental, que sufre alteraciones químicas por efecto del sol y sobre todo que es una fuente de alimento para numerosos tipos de seres vivos (mohos, insectos, etc.) que destruyen su superficie en su masa.

 

 

Los productos destinados para la madera constituyen un sistema de pintado, de tratamiento contra todos los enemigos de la madera.